24h España.

24h España.

Los museos avanzan hacia la igualdad de género, aunque el Prado se mantiene en épocas androcéntricas, informa investigación.

Los museos avanzan hacia la igualdad de género, aunque el Prado se mantiene en épocas androcéntricas, informa investigación.

En un informe reciente se destaca la petición de artistas para que los roles de liderazgo en los centros de arte incluyan a sujetos "excluidos" como las personas racializadas y migrantes.

MADRID, 4 Jun.

Los centros de arte en España están experimentando una leve tendencia hacia una mayor representación de mujeres en la programación de sus exposiciones individuales en los últimos cinco años, aunque aún persisten excepciones como el Museo del Prado o los museos de Bellas Artes, que contienen obras de una época marcadamente androcéntrica.

Estas conclusiones se desprenden del informe de Museos y Centros de Arte realizado por la Asociación de Mujeres en las Artes Visuales (MAV), con el apoyo del Instituto de las Mujeres, el cual analiza la presencia de mujeres en las exposiciones temporales de 93 centros y museos de arte españoles a lo largo de distintas épocas.

Este estudio ofrece un análisis cuantitativo sobre la autoría de las exposiciones realizadas en los centros de arte y museos recopilados durante tres periodos en los últimos cinco años, sumando un total de 1.686 exposiciones individuales.

Los autores del informe han destacado que, a pesar de casos particulares como el del Prado, las peculiaridades de los centros dificultan la programación paritaria, ya sea por tener una colección dominada por artistas varones como Picasso o Miró, o por centrarse en la creación colectiva como Arts Santa Mónica de Barcelona.

En el estudio se han contabilizado únicamente exposiciones individuales de artistas profesionales, excluyendo actividades y talleres, debido a su mayor visibilidad y permanencia en los centros. Además, no se han tenido en cuenta las exposiciones virtuales ni la "anomalía programática" provocada por la pandemia de COVID.

Se han recogido datos específicos sobre los museos nacionales, como el Prado, donde se señala la dificultad para programar exposiciones paritarias debido a la marcada antropocentría de su colección. Por ejemplo, el museo dirigido por Miguel Falomir no ha presentado exposiciones individuales lideradas por mujeres en los últimos tres periodos analizados.

Por otro lado, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía ha mostrado una evolución positiva hacia una programación más equitativa, con un aumento significativo en el porcentaje de exposiciones individuales lideradas por mujeres durante los últimos años.

En el caso del Museo Thyssen Bornemisza, a pesar de no contar con una colección paritaria, se destaca la diversidad en sus programaciones, con un notable aumento en la presencia de exposiciones individuales de autoría femenina en los últimos periodos analizados.

A pesar de estas mejoras, el informe resalta que aún queda camino por recorrer para lograr una representación equitativa en los centros de arte. Se enfatiza la importancia de una revisión crítica de las dinámicas de selección, curaduría y gestión institucional para lograr una verdadera inclusión de sujetos "excluidos" en roles de liderazgo, como las personas racializadas y migrantes.