24h España.

24h España.

Citroën y DS llaman a revisión a más de 66.000 vehículos en España por problemas de seguridad.

Citroën y DS llaman a revisión a más de 66.000 vehículos en España por problemas de seguridad.

Ante la preocupante situación que ha surgido debido al deterioro de los químicos de los airbags Takata, que afectaría a más de 500.000 automóviles en Europa, África y Oriente Próximo,

MADRID, 16 May.

Citroën y DS Automobiles, marcas del grupo Stellantis, han tomado la decisión de llamar a revisión de forma "inmediata" a 66.000 modelos C3 y DS 3 en España, aproximadamente 60.000 C3 y 6.000 DS3, fabricados entre los años 2009 y 2019, debido a problemas de deterioro con los airbags instalados, como han confirmado fuentes de la compañía para Europa Press.

Stellantis ha revelado que el número total de modelos Citroën C3 y DS 3 afectados en Europa, África y Oriente Próximo supera las 500.000 unidades.

Por lo tanto, se le insta a los propietarios de estos modelos "a dejar de conducir inmediatamente estos vehículos y dirigirse a los respectivos canales locales de las marcas para obtener información detallada sobre la reparación necesaria y las alternativas de movilidad disponibles, todo ello sin costo alguno".

El fabricante ha explicado que los vehículos afectados cuentan con infladores de airbag de la marca Takata, cuyas propiedades químicas pueden deteriorarse con el tiempo, especialmente cuando están expuestos constantemente a condiciones climáticas calurosas y húmedas, como las presentes en las regiones afectadas.

"Con el máximo cuidado por la seguridad y el bienestar de sus clientes, Stellantis está supervisando de cerca los vehículos equipados con infladores de airbag de Takata y manteniendo una comunicación constante con las autoridades correspondientes para implementar nuevas acciones de retiro según sea necesario", ha indicado el grupo.

El 3 de mayo, las autoridades francesas emitieron una alerta para llamar a revisión a los modelos C3 de Citroën y DS 3 de DS Automobiles en Francia, debido a que "el inflador de las bolsas de aire del conductor y del pasajero puede deteriorarse con el tiempo". Específicamente, han advertido que "en caso de un accidente en el que se despliegue el airbag, este podría romperse con excesiva fuerza, causando lesiones a los ocupantes del vehículo".

Stellantis ha destacado que "todos los clientes con vehículos afectados por esta medida de 'Detener la conducción' recibirán una carta con instrucciones sobre los pasos a seguir y sobre el riesgo de rotura del airbag en caso de accidente".